CONSERVAS ARES es una empresa emprendedora pero no a nivel productivo sino de creación. Venimos de una familia marinera, de las de toda la vida, de las de a pié, llevamos toda la vida haciendo conservas de Bonito, de Burela, sin duda, nuestro amado bonito, el que gracias a el nuestra familia salió adelante ya que nuestros antepasados todos fueron al mar, concretamente a la pesca del bonito.
Un día nos decidimos, y creamos la casa de las conservas, queríamos mostrar al mundo como preparamos los productos en nuestra casa, ya no solo de bonito, si no al ser una familia que proviene del mar, siempre teníamos marisco y pescado, por lo que también preparábamos patés de centollo, erizo,mejillón.
Para ello, utilizamos las mejores materias primas del Cantábrico: Bonito de Burela, marisco y anchoa del Cantábrico, especialmente seleccionadas y siempre pescadas artesanalmente.
En la realización de las conservas seguimos un proceso altamente cuidadoso y artesanal además de ir perfeccionándolo cada día. Nos esmeramos en cada conserva y junto a la selección de la mejor materia prima conseguimos nuestro objetivo, que nuestras conservas tengan una calidad excepcional.
Nuestra casa de las conservas consta de la tecnología mas innovadora con lo que mejoramos las condiciones de mantenimiento, selección y envasado del producto.